LABORATORIO SERIO DE INVESTIGACIÓN CÓMICA

Le damos vida al arte

Este laboratorio cree en la importancia de la dramaturgia del actor. Desde un espacio de entrenamiento, los elementos cómicos son llevados a escena,  bajo la premisa de “el actor es el pilar de la comedia”. Para lo cual nos basamos en técnicas diversas que permitan jugar como lo son el teatro de payasos, la farsa, el teatro de burlesque, el teatro físico gestual, la manipulación de objetos, el teatro de máscaras y de otras técnicas teatrales. 


La investigación se centra en apropiar información técnico-teórica por medio de la repetición, para que el actor cómico nutra su quehacer profesional, además de estar analizando cómo funciona su cuerpo, tanto de manera individual como en colectivo. Se desarrolla por lo general a  puerta abierta, es flexible, son bienvenidas las preguntas, donde todos los asistentes son necesarios pero no imprescindibles.


Es un espacio para la investigación del género teatral denominado comedia,que se rige por tres búsquedas concretas, las cuales son:


1. Profundizar sobre los elementos teorico-practicos de la comedia: Hacer comedia es el ejercicio consciente de una práctica que tiene su origen en lo orgánico. Es necesario estudiar los diferentes parámetros y posturas de técnicas teatrales que se han centrado en este género. En el momento de la representación, el actor sabe lo que hace y el público cree que lo que ve sucede de manera espontánea.


2. Transitar entre los espacios de representación: Una pieza escénica es el compuesto de una multiplicidad de espacios que coexisten en un mismo lugar, es necesario que los intérpretes sean conscientes de esto para transformarlo y apropiarlo.  Entender las diferencias que ofrece la sala, la calle y los espacios no convencionales, permiten encontrar códigos que posibilitan la armonía entre la pieza teatral y su lugar de ejecución. 


3. Combinar diferentes estilos, posturas, formas, filosofías  y técnicas para ser utilizadas en creaciones escénicas: Como este laboratorio está conformado por “rusos criollos” tiene un especial gusto por la mezcla, no está en la búsqueda de estilos únicos, ni verdades absolutas, preferimos múltiples preguntas, a una sola respuesta. Tener muchos elementos posibilitan una mayor gama de recursos, formas e idea, que puedan ser utilizados según la necesidad particular de cada puesta en escena.

Artistas Investigadores

Daniel Viatela y Diego Rivera